606 028 304  ·  Magí Raméntol 3, Rubí       montse@lectorsaltren.cat

 
Nos encontraréis en la calle
Magí Raméntol nº 3 de Rubí
¿SUBÍS AL TREN?

La última visita de mi hermano Joan, que està trabajando en La Palma para TVE, nos ha traido, además de los esperados botes de mojo picón, una sorpresa en forma de libro. Una amiga y colega periodista de Las Palmas de Gran Canaria le regaló uno de los ejemplares de su libro que ha escrito “para niños y no tan niños”.  Francisca González le entregó para mi, un libro dedicado con un texto en catalán, digno de elogio para alguien que no domina mi estimado idioma. Me pareció encantador el juego de palabras que confeccionó con mi Lectors al tren! y las referencias a la lectura y a los viajes, pero cual no seria mi sorpresa, que luego, en el interior de la història, este virtuosismo de mezclar adjetivos y sustantivos que sorprenden y descolocan lo utiliza durante todo el relato!

 

Hay momentos que el nonsense esta tan presente que no sabes si reir o dejar de leer para  hacer una lista de todos los disparates que se acumulan en un juego loco y divertidíssimo con el lenguaje y sus significados.

En el prólogo del libro, Victor Pérez Albariño relaciona el texto de Francisca con Peter Pan y también con Alicia en el país de las maravillas, con el primero “por sus juegos especulares de palabras con una carga más asequible ya sólo a los adultos o a niños que se resisten a crecer” y con el segundo “por el tipo de narración y los juegos verbales”.

También hace un acertado simil con la escritura de la poeta Gloria Fuertes y con el capítulo 68 de Rayuela de Julio Cortazar, y nos dice:

 

 

 

 

Enseña cómo se puede contar un encuentro erótico en idioma glíglico sin que tengamos una comprensión cabal de las palabras que emplea, simplemente porque en su inmensa mayoria son inventadas por él y desconocemos su significado” (…) en el texto de francisca González también hay una especie de semantización de las palabras, para que por un arte de combinatoria diferente nos ofrezcan nuevos significados muy alejados de los contextos en los que habitualmente se emplean y donde la mayoria de las veces funcionan como tópicos con ya poco valor significante..

 

 

El juego empieza con los nombres de los personajes, pues encontramos a Lola Imaginacosas, Creoquelotengotodo, ¡Quélistasoy! o Aquípasalgoqueyonoentiendo, siguiendo con los nombres geográficos y los nombres que les da a las tiendas, comercios, lineas de autobuses o agencias de viaje, es un contínuo descubrir hilarantes relaciones y  humorísticos fragmentos donde no puedes bajar la guardia si no te quieres perder todos los significados.
Pero para mi, lo mejor de todo llega al final, cuando ya en PitiPitiTotó, junto a Don Legislativo, los niños aventureros deben ayudar a redactar  la Constitución de la isla. Para que os hagais una idea aquí os pongo el fragmento que corresponde al preámbulo:

 

 

“La Nación pititotuense, deseando establecer, con todas sus fuerzas, la seguridad, la libertad y la felicidad de pequeños y adultos que se sienten como niños, en uso de su soberanía, proclama su voluntad de:
Garantizar la alegria de los más pequeños de la casa dentro de la Constitución y de las leyes conforme a un orden económico y social justo.
Consolidar un Estado de Derecho que asegure el imperio infanti como expresión de la voluntad popular.
Fomentar el acceso a la alimentación, la educación, la cultura y la esperanza.
Proteger a todos los pueblos en el ejercicio de los derechos del Niño, sus sueños, sus juegos, sus lenguas.
En consecuencia, las Cortes sueñan y el pueblo pititotuense desea la siguiente Constitución”

 

 

I aquí van algunos de los capítulos que los niños ayudan a redactar:

 

 

Capítulo 15. Vida sana con vitaminas y bífidus activo:

Necesito mil besos.
Millones de caricias.
Diez mil arrullos diarios
y un kilo de sonrisas.
Me chifla que me cantes,
me abraces y me vistas.
(…)
Leer también me chifla.
Hacer sumas y restas.
Así que no te olvides
de llevarme a la escuela
Sabré un montón de cosas.
Cuando cumpla más años,
tendré mucha cultura
y encontraré trabajo.
Ahora que soy chico
solo pienso en jugar
¡Permíteme ser niño!
¡Me toca disfrutar!

 

 

I para terminar tenemos la “Disposición Final:”

 

 

Esta Constitución entrará en vigor en el preciso instante en que los adultos encuentren el sentido común y el hallazgo sea publicado en el Boletín Oficial del Estado Pititotuense. Se publicará en todas las lenguas y dialectos del mundo. Por tanto, mando a todos los seres humanos, particulares y autoridades, que busquen con todas sus fuerzas al Ilustrísimo Señor Sentido Común y guarden y hagan guardar esta Constitución como norma fundamental del mundo.

 

Después de leer esto,estoy por encargarle a Francisca que me mande 350 ejemplares para hacerselos llegar a los diputados del parlamento español a ver si se enteran de una vez de los derechos de los ciudadanos, los niños y las diferentes sensibilidades linguísticas, identitarias y sociales de los que tienen la obligación de representar.
Las ilustraciones que acompañas la història, tienen un encanto especial, Víctor Jaubert tiene que haber crecido viendo las ilustraciones  de los años sesenta y setenta. 

 

 

Es confessa admirador de Bruno Bozzeto, Mary Blair, Quino, Charles Schulz i Will Watterson, pero jo crec que també té influències de Maria Pascual, Ayné, Armand Martínez, Pablo Ramírez i , per descomptat de  Purita campos! I si no, compareu.

Se confiesa admirador de Bruno Bozzeto, Mary Blair, Quino, Charles Schulz i Will Watterson, pero yo creo que tiene también mucha influència de  Maria Pascual, Ayné, Armand Martínez, Pablo Ramírez y como no, Purita campos! I si no, ved i comparad.

 

Es un merecido homenaje a todos los ilustradores que pasaron desapercibidos durante un montón de años. Muchas gracias Víctor, y como no, mil gracias Francisca!.  Esperamos tus próximos  libros!